23 de enero de 2014

Venezuela En Quiebra.

   Ante tanta incertidumbre, ante tanto dolor, ante tanto desconsuelo, ante tanta indignación, ante tanto remordimiento, me pregunto ¿Qué más le espera a mi país? Y de repente me inmuto, interiorizo y reacciono, me contesto y pregunto al mismo tiempo, no, a mi país no, mi país está bien, sus hermosos paisajes siguen allí, sus aún inagotables recursos y reservas naturales (petróleo, hierro, oro, etcétera) continúan ahí, la pregunta correcta es ¿Qué más nos espera a los ciudadanos que hacemos vida en este país? Venezolanos ó extranjeros que decidieron un día… hace ya mucho tiempo que para ellos Venezuela sería su hogar. ¿Cuánto más vamos a esperar? ¿Cuánto más vamos a no reaccionar o accionar ese derecho que a todos y cada uno nos asiste, el pelear por la patria?

   Y de pronto me cuestiono ¿Por qué pelear, por que seguir haciendo el llamado a la violencia, que hace solo dos semanas nos dolió e hirió tanto? Y me contesto: porque este llamado a accionar, reaccionar, despertar, pelear, no es un llamado a la violencia impune que reina día a día por las calles de mi país, esa violencia que el año pasado nos quito de la mano esos 24.763 venezolanos.

   Porque este no es un llamado al hampa y la delincuencia desatada que reina imperativamente en la nación, esa que paga lujos, vedettes, “artistas”, que graba videos musicales, que captura momentos con cámaras fotográficas mejores que la de cualquier fotógrafo profesional del país, no es un llamado a esa que construye discotecas dentro de los centros penitenciarios, los cuales obviamente y ante la mirada atónita de los ciudadanos de este país y del mundo; es gobernada por los pranes, jefes de alta jerarquía en estos recintos de “reinserción” a la sociedad y no por los ministerios respectivos, en este caso el ministerio de asuntos penitenciarios, encargado de velar por la correcta aplicación de las leyes.

   Y nuevamente me interrogo ¿Leyes? ¿Cuáles leyes? Si para nadie es un secreto que los órganos o poderes legislativo, ejecutivo y judicial de la “patria... ¿Patria? ¿Cuál?... Así, esa que solo vociferan, conocen y disfrutan los chavistas, no existen, y afirmo no existen porque cuando los poderes públicos de un estado no son autónomos e independientes, ni están enmarcados y apegados realmente a la constitución del mismo, no existen, simplemente son fichas de ajedrez que la política sucia jugara en su momento más oportuno para joder al menos afortunado, como sucedió el 11-A.

   Y entonces nuevamente afirmo dentro de mí, sí, sí quiero pelear, si quiero salir a las calles de mi Venezuela a luchar por lo que quiero, por lo que merezco, por lo que deseo no solo por mi sino también por los míos y por los miles de venezolanos que no nos merecemos … un país en escasez, un país plagado de delincuencia, un país cargado de odio, un país sin poder adquisitivo, un país en donde cada día los pobres son más pobres, la clase media y los viejos ricos también, y donde solo… son más ricos los chavistas boliburgueses, porque los chavistas pendejos son más pobres también.


   Ante esta Venezuela en quiebra, el panorama es desolador, ya que el hambre no mengua, la salud cada día desluce más, los estudios quedaron atrás, pues la poca educación de calidad y sin adoctrinamiento que existe se va perdiendo poco a poco, la única salida posible que quedaba si nadie te quiere acompañar a pelear por tu país, era emigrar… pero hasta eso ahora es imposible, pues $$ no hay, pasaportes no hay y sacar una visa es misión imposible, la única solución posible que existe es reaccionar, solo me queda una última pregunta ¿Cuánto más vas a esperar?



12 de noviembre de 2013

La Triste Historia Sin Fin.

Cada día que pasa pienso que no existe nada peor de lo que ya ha sucedido en nuestro país, me parece imposible que exista algo más malo de lo que hemos vivido el día anterior… Irónicamente la vida me zarandea y me hace poner de nuevo los pies en la tierra y vaya de qué forma.

En un país que se hunde cada día más, un país que agoniza ante la mirada atónita de sus habitantes, pareciera que las noticias  en algún punto… no dejaran de ser malas, sino que simplemente nos acostumbraremos a ellas (acostumbrar…que malo es acostumbrarse a algo) pero no, este “gobierno” siempre se las ingenia para llamar la atención y seguir sembrando cucarachas en la cabeza de los débiles mentales que tienen por partidarios.

Es así como el “presidente” de este “País” aparece en cadena nacional, haciendo un llamado a sus seguidores  a delinquir , a tomar lo que no es suyo, por lo que no trabajaron y no les pertenece, a ROBAR  aunque quiera disfrazarlo con  un … QUE NO QUEDE NADA EN LOS ANAQUELES .

Venezuela sumida en un caos en el que pareciera no haber salida, y es aquí donde me pregunto… ¿Es que acaso no se dan cuenta de las consecuencias negativas que esto representa para la economía del país? Y luego contesto con un rotundo y categórico NO.

Simplemente estas personas solo se acostumbraron a producir un odio visceral por cualquier persona que piense distinto a lo que ellos creen es lo correcto, a buscar de alguna manera hacerles pagar por lo que ellos consideran les hicieron en el pasado, sin detenerse a pensar en todo el daño que le han provocado y le siguen provocando a esta “nación”.

Los saqueos generados en los diferentes estados, son la más fehaciente prueba del grado de descomposición social  que  ha alcanzado Venezuela. Creer que con saquear establecimientos privados en donde se comercializan productos que no son de primera necesidad, se están vengando del empresario, del rico, que según la verborrea de los “dirigentes” de este país son los que tienen la economía venezolana en el piso, es solo algo defendible por personas ignorantes.

¿Qué crees sucederá cuando se termine la mercancía de los establecimientos comerciales? ¿Crees acaso que los empresarios privados adquirirán nuevos productos? ¿Crees acaso que continuaran invirtiendo en un estado que no garantiza el libre comercio? ¿Crees acaso que se sentirán a gusto y continuaran generando empleo a los cientos y miles de venezolanos honestos que si quieren a este país y luchan por sacarlo adelante y del pozo de mierda en el que estamos hundidos?

Pues te tengo una respuesta: NO; nadie en su sano juicio invierte en un país en el que no existe garantías de que se cumplan con los derechos que se tienen, en un país en el que la única ley que existe es la anarquía, el caos, la desidia.

En una sola cosa los chavistas tienen razón y es… en que los ricos, ricos son y pueden irse de este país de locos en el momento en que se les dé la gana…y comenzar nuevamente en otro país… que simplemente les de garantía y protección de sus derechos.

El resultado un inversionista menos, menos fuentes de empleo, menos ingresos, mas desempleo, mas escasez, mas hambre, un país destruido y hundido en medio de la podredumbre en donde tú y yo somos los únicos afectados, pues tus “dirigentes” seguirán teniendo dinero para hacer con el todo lo que quieran, para ellos no habrá escasez, desempleo, hambre o enfermedad, porque al fin y  al cabo son dictadores mal disfrazados de “Demócratas”…La Triste Historia Sin Fin.